Cáncer y Nutrición


[sws_ads]

Existe una relación entre lo que comemos a diario y diferentes enfermedades que podemos contraer. Una de ellas es el cáncer, el que puede ser ocasionado por factores ambientales y malos hábitos alimentarios (estilo de vida inadecuado).

La ingesta de grasa se relaciona con el cáncer colon y recto, la cantidad de grasa consumida diariamente y la cantidad de grasa saturada conlleva a un incremento del riesgo de contraer esta enfermedad. De lo contrario, el consumo de ácidos grasos insaturados (omega3), que se encuentra principalmente en pescados, disminuye el riesgo y es un factor protector de este tipo de cáncer.

El consumo elevado de azúcares refinados (azúcar de mesa, pastelería, entre otros), incrementa el riesgo de cáncer gástrico, y en personas diabéticas no controladas aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.
La fibra consumida a diario, disminuye la incidencia de cáncer de colon y recto, incluir frutas, verduras, legumbres y alimentos integrales a diario es esencial.

Asimismo confiere protección contra otras enfermedades cardiovasculares y otros tipos de cáncer. Por el rico aporte en antioxidante ayuda aún más en la protección de cáncer.

Las carnes rojas y las procesadas, también son un factor dañino para el organismo, incrementando el riesgo de colon y recto. Las carnes ahumadas y cocinadas a fuego directo, incrementan riesgo de cáncer gástrico.

El alcohol también evidencia riesgo, en hombres sólo dos vasos y en mujeres un vaso es la recomendación, para evitar cáncer de boca, colon, hígado, esófago.

Se recomienda mantener un peso adecuado, disminuir consumo de grasa saturada y carnes rojas, incrementar consumo de pescados y frutas, verduras a diario.

Ximena Rodríguez P.

Nutricionista Directora Área de Nutrición Speedworks

www.speedworks.cl